domingo, 27 de abril de 2008

La vela.

¿Te acuerdas?, ¿te acuerdas de aquella vela que encendia por la noche para que pudieras regresar si te alejabas?, ¿te acuerdas que la llama que se desprendia de la vela era tan grande que podias verla de cualquier lugar?, ¿te acuerdas de la pintura que intentamos hacer y que quedo inconclusa?, ¿te acuerdas que de cualquier forma adornaba las paredes de ese lugar?, ¿te acuerdas que reimos?, ¿te acuerdas que lloramos?, ¿te acuerdas de aquella promesa que me convenciste de hacer?, ¿te acuerdas de aquella noche que te alejaste con la promesa de volver mientras la vela estuviera encendida? yo si.

En una noche que esconde las estrellas detras de nubes negras, en esa noche te fuiste, te alejaste sin mirar atras buscando algo que no supiste describir, dijiste hasta luego recuerda encender la vela y entonces fue que corri a encenderla, quizas no tardarias mucho y pronto levantarias la mirada para buscar esa luz que guiaria tu camino de regreso a mi y a ese lugar que construimos juntos, mantuve la vela encendida a toda costa, contra cualquier cosa, durante mucho tiempo, quizas llegarias con sed asi que consegui agua, quizas llegarias con hambre asi que consegui comida, quizas llegarias cansada asi que consegui una cama, queria que regresaras a un lugar lindo, asi que pinte el lugar, plante arboles cerca de ahi, consegui libros y un escritorio para acomodarlos, escribi poemas y consegui una mesedora para que pudieras leer en comodidad, siempre vigilante de la vela.

Ha pasado mucho tiempo, a pesar de los contratiempos y el pasar de mi vida espero con ansias el dia de verte llegar, este lugar tan bello se deteriora pero hago mis mejores esfuerzos para mantenerlo, los libros y los poemas se han acumulado y los arboles han crecido, estoy seguro que te encantara cuando vuelvas, la vela sigue ardiendo por las noches aunque he tenido que cambiarla muchas veces por que se consume y la flama termina extinta, quizas es mi impresion pero la flama parece ser mas pequeña, solo es mi imaginacion estoy seguro que podras verla, me acomodo y espero, quiero darte un abrazo, un beso y una sonrisa al verte llegar, seguro me contaras historias increibles de tus travesias ¿que personas habras visto?, ¿que recuerdos compartiras conmigo?, ¿como sera tu cabello?, ¿acaso seras mas bella?, no puedo esperar mas pero es hora de cambiar la vela.

El calendario ha dado la vuelta varias veces, la primavera, el verano, el otoño y el invierno llegan lento y mas lento se van, ese lugar ya esta viejo, el camino que guiaba ahi ha desaparecido por lo que es mas dificil para mi regresar a este lugar pero no desisto, los arboles se volvieron tan frondosos que tuve cortarlos para que no pudieran dañar nuestro lugar, me dolio mucho hacerlo pero fue necesario, el lugar necesita mas pintura, los libros y los poemas ya no caben en el escritorio y la mesedora rechina, el agua se ha terminado entre el calor de los dias y mis propios tragos, la comida ha sido parcialemente consumida por una par de ratas que no he podido atrapar, la cama que consegui para ti esta llena de cosas que no recuerdo haber dejado ahi, es muy dificil mantener este lugar en orden yo solo pero me he encargado de lo indispensable, la vela no ha dejado de arder una sola noche pero a pesar que las nuevas velas son del mismo fabricante que aquella que encendimos juntos estas no arden igual y la llama cada vez se ve mas pequeña, quizas tendras que esforzarte un poco para poder verla pero igual te espero con un beso, un abrazo y una sonrisa y a eso le agrego mi urgencia de querer verte.

De nuevo el tiempo falto de compasión me ha obligado a cambiar, he cambiado tanto, ni siquiera me paresco a aquel que solia ser, me pregunto si a ti te habra pasado lo mismo, siempre dijiste que serias comeaños, que aunque no pudieras vencer al tiempo le darias una lucha como nadie le ha dado, no es que sea viejo ni tu tampoco, pero el yo que era ya no soy, ahora soy yo pero soy otro, espero me reconoscas cuando llegues, estoy seguro que sabre reconocerte cuando cruces la puerta, ha pasado mucho tiempo y las noches en nuestro lugar son muy solitarias si no estas tu asi que me tome la libertad de leer algunos libros estoy seguro que no te molestara para nada, con un poco de pena confieso que me he vuelto admirador de la luna y las estrellas, son mis unicas compañeras de espera y mi dedicacion para mantener encendidad la vela lejos de disminuir la cuido con mas esmero, estoy seguro que en cualquier momento cruzaras la puerta.

Otra vez el tiempo no me ha perdonado y encima de esto decidio torturarme pasando mas lento, mis amigos y mi familia se preocupan por mi por que no saben en donde estoy por las noches y que es lo que hago, me duele lastimarlos asi pero este lugar es nuestro nadie mas puede conocerlo, mucho menos entenderlo, ya son mas de 3 años y no has podido regresar a pesar de la vela encendida, quizas no has encontrado eso que buscas, durante este tiempo tuve un golpe durisimo, debido a uno de mis descuidos golpee la vela y nuestro lugar empezo a arder aunque el lugar no fue del todo consumido con las llamas y yo resulte ileso la mitad de las paredes quedaron dañadas mas alla de mi capacidad de reparacion, este lugar lo levantamos juntos y aunque puedo repararlo solo no sera lo mismo esperaro a que regreses y te pedire ayuda para repara nuestro sitio ademas la mita de los poemas que escribi y una buena cantidad de los libros que consegui para ti se convirtieron en humo y se perdieron en la infinidad del viento, esto resulto devastador para mi pero incluso con todo esto la vela no se apago un solo momento, se que no falta mucho para tu regreso.

No quiero reparar este lugar yo solo, la espera por las noches se ha hecho insoportable, las paredes quemadas me juegan bromas crueles haciendome creer que su forma es tu sombra, los libros que sobrevivieron al incendio tienen algunas paginas carbonizadas, la cama que habia conseguido no sobrevivio, no tengo la voluntad para empezar todo de nuevo, la vela sigue ardiendo pero su llama es debil al grado tal de apagarse con la brisa, las estrellas y la luna a las que antes admiraba parecen burlarse de mi espera y de mi, mis amigos y mi familia me exigen respuestas a sus preguntas cada vez mas exigentes y despotas, ven pronto ya no quiero soportar mas.

En una noche que esconde las estrellas detras de nubes negras, a muchos kilometros de distancia, en el mismo lugar de siempre, en ese lugar que solo tu conoces a pesar de que no lo has visto en años, ese lugar que no aparece en ningun mapa, ese lugar cuyas formas estan tatuadas en mi, en ese lugar en especifico, en esa habitacion que colecciona polvo y se ha vuelto fria con los años, en ese lugar atravesando la entrada, girando a la derecha en la estancia, frente a un escritorio con libros y poemas viejos, en una mesedora decorada con telarañas, cubierto con una manta que solia ser blanca, a ese lugar humedo y lleno de recuerdos imaginados regreso cada noche para encender la vela cansada de arder para guiar por un camino que ya no existe.

En una noche que esconde las estrellas detras de nubes negras, lleno de resentimineto y desesperacion, con coraje por no poder soportar mas, apoyado por mi familia y amigos, temblando, observando la puerta por la que nunca volviste a pasar, leyendo por ultima vez los libros que consegui para ti, rascando las paredes que como yo estan heridas, apilando en una carpeta los poemas para archivarlos en un cajon, desarmando la mesedora que nunca llegaste a usar, con aquel par de ratas que no pude atrapar como testigos, con un nudo en la garganta, en el pecho, con lagrimas en el rostro, lleno de telarañas por dentro, con mi corazon quemado por un lado y cansado por el otro, con la promesa que te hice retumbando en mi cabeza. Inmensamente triste por tu ausencia y el tiempo perdido observo la vela que hasta hoy nunca dejo de arder, escribo en la pared que aun es blanca y en el lado de mi corazon que no esta quemado la promesa que te hice en aquella noche sin estrellas:

Te prometo que sere feliz.

Y despues; de un suspiro se apago la vela...

9 comentarios:

Pedro dijo...

Navi, te has lucido con este relato. Me has mantenido atrapado hasta el final, como la luz de la vela. Tus finales suelen ser bastante amargos, espero que no sea debido a que te encuentres así en este momento de tu vida. Recuerda la promesa final.
Un fuerte abrazo.

Imadia dijo...

A mí terminó por darme penita ._.

Buen relato, felicitaciones.

Navi dijo...

Gracias por preocuparte Pedro, afortunadamente todo esta bien con mi vida, de hecho esta mejor que nunca, no habia notado que mis finales son amargos, tratare de trabajar en eso, supongo que es mas facil empatizar con el dolor que con la alegria, eso me parece triste, un abrazo.

Imadia muchas gracias por tu comentario peor me invade la duda ¿por que te dio pena?, un beso.

** MARÍA ** dijo...

Un texto sumamente conmovedor, me gustó mucho. Te deja pegadita a la pantalla desde el principio hasta el final, y el final que he leído sinceramente me ha gustado. Tu promesa de ser feliz.

Besos tiernos y dulces para ti.


** MARÍA **

Pedro dijo...

Que un final sea amargo no significa que sea malo, amigo. Simplemente es la vida, que es así.
Me alegro de que todo vaya bien.
Un abrazo.

ipatoni dijo...

muy buena historia, y el final me ha encantado, aunque solamente es una historia de como las personas nos aferramos a la que pensamos sera la formula correcta para la felicidad y al final esta misma termina haciendonos infelices,lo bueno de este asunto aunque tarde, siempre se puede reivindicar el camino....

un beso grande

p.d. al fin pude komentarte hehe


ciao

Barbara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ipatoni dijo...

se solcita un ivan urgente k se komunike konmigo, para asunto urgente hehe
komunikate konmigo kuando puedas
un beso
miss ya

Pedro dijo...

Paso a dejarte un abrazo, para que sepas que no te olvido. Y deseando que te animes a seguir escribiendo.
Aquí es verano y hace un calor asfixiante, ¿qué tal por allí?
Lo dicho, un fuerte abrazo.